Ana: Interpretando un trabajo

Photo © Lea Jaecklin
Photo © Lea Jaecklin
By Diego Beamonte, traduction française Irene Schwieger, traducción española Ana Beltran
05 Marcha 2012

En un microcosmos de diversidad étnica como Ginebra, uno se acostumbra a personas de descendencia diversa y linaje mixto. Adivinar la nacionalidad de nuevas amistades es algo rutinario para quien ha vivido aquí durante un largo periodo. Pero de vez en cuando te encuentras con una persona a la que no puedes descifrar.

Ana Beltran Hetherington supone un reto para todos. Por supuesto, su segundo apellido desvela un poco el misterio que a primera vista no estaba tan claro. Pelirroja y de apariencia escocesa, se podría esconder entre la multitud de Princes Street, Edimburgo. Pero su acento, una mezcla de entonación escocesa y alegría y animación andaluz, reflejan lo que esta joven aspirante a profesional de las lenguas aporta a la oficina de ICV.

Llegó a principios de septiembre de 2011, reciente terminada de su master en Interpretación de Conferencias en Heriot-Watt University. La oficina de empleo le había comentado sobre ICV, donde pensó que había encontrado un lugar que encajaba con su perfil y nuevas metas para el futuro. Sin embargo, ella pensaba que se encontraría con una oficina multilingüe enorme en su primera experiencia laboral.

Se llevó una grata sorpresa cuando, al esperar un ambiente intimidante, se encontró con, según palabras suyas, “un equipo amable y cercano, dispuesto a ayudarte con cualquier duda”.

Pero la tranquilidad en su primer día duró poco ya que había elegido uno de los periodos con más movimiento del año para empezar su nueva experiencia. Enseguida, empezó a trabajar como coordinadora de conferencias, sin dejarle tiempo para asentarse o como traductora, la segunda parte de su trabajo y con la que se siente más cómoda.

Diwen, entonces coordinadora de los servicios de conferencias, le asignó tareas individuales en la preparación de dos semanas plagadas de conferencias (Cruz Roja, EKTA y EECERA) y Ana intentaba entender el significado de todas éstas. “No sabía porqué había que hacer todo lo que me mandaba hacer; no había tiempo para explicaciones así que estaba bastante confusa al principio”.

A pesar de acaba de llegar, Ana se encontró que coordinar a los intérpretes voluntarios en La Cruz Roja, su primera conferencia. Aunque estaba “sometida a mucho estrés”, Ana gestionó todo muy bien, aguantando la presión y asegurándose que se trataba bien a los intérpretes. “Gracias a su formación como intérprete, entendía las necesidades de éstos y los aspectos organizativos de la conferencia, estuvo excelente”, asegura Viola, fundadora y directora de ICV.

Su personalidad abierta y amable le permitió hacer amistades más allá de lo profesional con algunos de los intérpretes con los que todavía mantiene contacto.

Cuando se le pregunta sobre su experiencia en ICV, dice estar encantada con la oportunidad que se le ha dado en estos últimos meses. Sin embargo, no todo son cosas buenas aunque sean buenas experiencias. Durante un encuentro desagradable con un intérprete no muy educado, Ana se sintió inclinada a dejar a un lado su agradable carácter y decirle al intérprete lo que pensaba sin andarse con rodeos. En su lugar, y tal como ha aprendido del entorno multilingüe del mundo de las conferencias, se mantuvo “alegre y sonriente, sobre todo con aquellas personas que te sacan de quicio, en vez de mandarles a paseo”.

Junto con estas experiencias, Ana está disfrutando “de la oportunidad de vivir en una ciudad cosmopolita, aprendiendo a expresarme en francés y conociendo a personas de todas partes del mundo”. En cuanto al voluntariado, piensa que es una buena manera de ganar experiencia, conocer a gente nueva y lo más importante, ayudar a una buena causa.

Ana mira al futuro estudiando la posibilidad de conseguir un trabajo como intérprete en la Unión Europea. A corto plazo, quiere trabajar en una agencia de traducción en Londres para mejorar en el campo de la traducción mientras espera la oportunidad en la UE. Considera que la UE se ajusta más a su visión del mundo ya que tienen “metas más fáciles de conseguir que la ONU, las cuales son bastantes utópicas”.

Según sus propias palabras, está segura que su experiencia en ICV “le ha ayudado a aprender muchas cosas con proyectos de calidad” y que la ayudará en el futuro. Nosotros también lo deseamos.

©1998-2019 ICVolunteers|diseño + programando mcart group|Actualizado: 2019-01-28 10:52 GMT|Nuestra política|